Hotel Passalacqua, el número uno del mundo

Hoteles

Hotel Passalacqua, el número uno del mundo

Ubicado en el Lago de Como, es el primero en la lista The World’s 50 Best Hotels en 2023.

Passalacqua ha sido nombrado el mejor hotel del mundo por The World’s 50 Best Hotels Academy. La histórica villa italiana, ubicada a orillas del Lago de Como, triunfa internacionalmente y recibe a los huéspedes más exclusivos de todo el mundo. La clasificación, de carácter anual, se elabora a partir del criterio de 580 expertos de la industria hotelera. El segundo puesto lo ocupa el Hotel Rosewood de Hong Kong. En la lista aparecen también dos establecimientos españoles: el Four Seasons de Madrid (en el puesto 24) y el Six Senses (el 45 de la lista), ubicado en Ibiza.

El hotel Passalacqua de cinco estrellas revive la milenaria tradición italiana de la villeggiatura: el traslado estacional a la casa de campo. Desplazarse en vacaciones a este entorno es todo un ritual para las familias del país, que anhelan este período de desconexión y lo entienden como el momento para renovar el cuerpo y el alma. Passalacqua apuesta por unas vacaciones tranquilas, casi improvisadas, y trata de transmitir a los huéspedes la experiencia real de lo que puede traducirse como veraneo. 

En la imagen superior, vista de la piscina rodeada de vegetación. Sobre estas líneas, el Lago de Como, uno de los más importantes de Italia, que se encuentra a las faldas de la villa. Desde el recinto, los huéspedes pueden acceder al lago y disfrutar de diferentes actividades acuáticas.

Tim Brooke-Webb, director general de The World’s 50 Best Hotels, describe Passalacqua como “un santuario sublime para huéspedes con esmerada devoción por el detalle del diseño, hospitalidad exquisita y magia distintiva”, asegura el director.

Los clientes no son tratados como turistas, sino como invitados en una casa de lujo donde su único deber es descansar y disfrutar del dolce far niente, una manera de vivir la vida pausada, sin grandes preocupaciones. Durante el tiempo que ellos elijan, los huéspedes de la villa pueden recrearse en los placeres del arte, la gastronomía, la compañía de la gente… Esta agradable ociosidad es la base fundamental de la dolce vita italiana.

Las sombrillas de la piscina tienen forma de pétalo de lirio, un diseño de JJ Martin, de la firma italiana La Double J.

Esta tranquilidad no es sinónimo de aburrimiento. Para aquellos que deseen mantenerse activos durante sus vacaciones, el hotel propone múltiples actividades: masajes, talleres de gastronomía para aprender a hacer pasta de la mano de chefs italianos, excursiones por el lago en lancha a motor antigua, yoga, conciertos improvisados… 

La historia del lugar se remonta al siglo XVIII, cuando fue construido como villa para una familia de aristócratas. De esta forma, Passalacqua ha sido concebido siempre como un lugar para el ocio y el descanso. Y ha acogido a huéspedes tan pintorescos como Napoleón Bonaparte o Winston Churchill. Sin embargo, su trayectoria como hotel al uso es muy corta. Apenas lleva dos años abierto al público, por lo que las instalaciones están totalmente nuevas. Estas fueron cuidadosamente restauradas en su apertura con la intención de conservar la esencia barroca y, a la vez, ofrecer todas las comodidades propias del siglo XXI

Para el interior de la sombrilla, la diseñadora JJ Martin, en la imagen, apostó por un diseño floral en tonos naranjas y rojos.

Las zonas comunes de la villa constituyen uno de sus principales atractivos. Llama especialmente la atención la piscina, situada en una terraza ajardinada rodeada de antiguos rosales trepadores y con vistas directas al Lago de Como. Esta piscina se presta tanto para despreocupados chapuzones como para largos deportivos. Los bañistas pueden descansar bajo las peculiares sombrillas de pétalos de lirio emplazadas a lo largo de la terraza.

La extravagante diseñadora JJ Martin, de la firma italiana La Double J, se encarga del diseño de los exteriores. La artista milanesa ha construido en el hotel su particular reino, donde lo vintage y lo elegante se funden en uno. El Winter Garden, antiguo invernadero convertido ahora en bar, se encuentra a pocos pasos de la piscina y ofrece a los huéspedes todo aquello que necesiten para hacer su estancia agradable, con los platos y bebidas de la cocina mediterránea. 

El Winter Garden es la obra maestra de JJ Martin en la villa. Si bien se puede apreciar su sello en todo el complejo hotelero, el bar es la estancia más reconocible de la diseñadora italiana.

La propiedad alberga dentro de sus antiguas murallas tres opciones de alojamiento: el Palazzo, la Villa y la Casa al lago. El primero de ellos es un refugio romántico, suspendido sobre los jardines, y ha sido hogar de artistas y aristócratas, como la opulenta decoración de sus ocho habitaciones demuestra. La Villa, por su parte, combina la calidez propia de una casa de campo con la más delicada elegancia. Cuenta con 12 habitaciones dobles. Por último, la Casa al lago está inmersa en la zona más verde de la finca. Se presenta como un mundo aparte y, para muchos, es la forma más encantadora de alojamiento.

La decoración de los interiores, como la habitación de la imagen, emula a la propia de una villa italiana del siglo XVIII, con una clara reminiscencia barroca.

Con precios por noche desde los 1.000 euros, la Suite Bellini, ubicada en el Palazzo, es la habitación más exclusiva del hotel. Con 250 m², destaca por su impresionante decoración palaciega. El centro de la estancia es la sala de música neoclásica, coronada con una espectacular lámpara de araña de Murano que cuelga de un techo abovedado. Las paredes lucen impresionantes pinturas al fresco con motivos mitológicos que recuerdan a la tradición clásica latina. En esta estancia, a principios del siglo XIX, el compositor de ópera Vincenzo Bellini encontró la inspiración para escribir algunos de sus pasajes más memorables.

La sala de música neoclásica de la Suite Bellini, en la imagen, recibe su nombre en honor al aclamado compositor Vincenzo Bellini, que se alojó en la villa en el siglo XIX.

El complejo hotelero Passalacqua se encuentra, además, en un entorno verdaderamente privilegiado. La localidad de Moltrasio, en la región de Lombardía, supone el escenario ideal para unas vacaciones de descanso y relajación. Se trata de una localidad con mucha historia y encanto, por donde uno puede pasear y sumergirse en el ambiente local. Su evocadora naturaleza, marcada por el paisaje de montaña y el imponente lago, hace de Moltrasio un destino muy atractivo. Dentro y fuera del hotel, los huéspedes tienen la oportunidad de empaparse de una de las culturas más ricas del mundo en un ambiente incomparable. 

Vista nocturna de la villa y del Lago de Como.
Mapa del complejo hotelero donde se pueden apreciar las diferentes estancias a las orillas del Lago di Como. Destacan, entre ellas, las tres zonas de alojamiento: el Palazzo, la Villa y la Casa al Lago.