Breguet presenta dos nuevos Classique Tourbillon

Relojes femeninos

Breguet presenta dos nuevos Classique Tourbillon

Su movimiento 187 D, su gran resistencia al agua y sus detalles en oro blanco y rosa son algunos de los aspectos destacados de Classique Tourbillon.

La línea Classique Tourbillon de Breguet se enriquece con dos nuevos modelos identificados con las referencias 3358. No solo resaltan por la elegancia de sus esferas, sino también por la sofisticación de sus mecanismos internos. La colección Classique captura fielmente la estética de refinamiento que constituye el sello de la maison

Esta perspectiva estética confiere a las esferas un aspecto vanguardista, al tiempo que facilita su lectura. Los dos nuevos modelos Classique Tourbillon de Breguet rinden homenaje al sello neoclásico, tan característico de la marca.

En la imagen superior, detalle de la insignia Breguet que marca el final de la correa. Sobre estas líneas, vista frontal de los dos modelos presentados por la maison.

Ambos Breguet presentan una caja de 35 mm con resistencia al agua de hasta 30 metros. En su interior, albergan el movimiento 187 D. Este mecanismo de cuerda manual ofrece una notable reserva de marcha de 50 horas. Reconocido por su robustez y precisión, el calibre está dotado de una espiral Breguet de acero, con una curva final moldeada a mano. Complementados con correas de piel barnizada, ambos modelos llaman la atención por su juego de materiales y formas.

Noche estrellada – 3358BB/VD/986D0

El primer modelo, elaborado en oro blanco de 18 quilates, sugiere la imagen de una noche estrellada. La caja, el bisel, las asas y la corona están engastados con 70 diamantes. La esfera de nácar azul está salpicada de estrellas engastadas con seis diamantes sobre la superficie lacada. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es classpaper.theobjective.com-la-sofisticacion-de-los-nuevos-modelos-classique-tourbillon-de-breguet-3-1280x720.jpg
Vista frontal del modelo Noche estrellada, con número de referencia 3358BB/VD/986D0.

La esfera, así, representa una lluvia de estrellas de oro, algunas arenadas, otras pulidas y otras decoradas con un diamante. A las 12, la esfera de las horas descentrada refleja el ADN de la marca, con cifras arábigas y agujas Breguet de oro rodiado. A las 4 horas, se inscribe el número de serie de la pieza. A las 6, la esfera pulida se abre como un anfiteatro, revelando el tourbillon en todo su esplendor. Una estrella fugaz atraviesa el mecanismo deslumbrando con 45 diamantes engastados con la técnica “nieve”. En el centro, una espinela azul actúa como un rubí para el pilotaje de la jaula del tourbillon

La esfera presenta un juego de colores muy atractivo, entre el azul lapislázuli y el gris plata. Estos dos colores evocan a la noche estrellada, al brillo y la luminosidad.

El funcionamiento del tourbillon es visible tanto desde el frente como desde el reverso del reloj. El fondo de zafiro revela una platina martillada y grabada a mano con el nombre Breguet y el número de referencia exclusivo del reloj. El bisel y las asas, también engastados con diamantes, junto con la corona adornada con un diamante talla rosa, completan la exquisita estética de este impresionante reloj. Este tiene un precio inicial de 153.700 euros.

Golpe de efecto – 3358BR/8D/986D0

La caja de oro rosa, meticulosamente trabajada, exhibe una esfera resplandeciente adornada con 281 diamantes. Entre las 3 y las 9 horas, las piedras están engastadas con un engaste curvo, mientras que en el interior del círculo horario se utiliza la técnica de “engaste nieve” para crear un efecto deslumbrante. La circunferencia de las 12 horas presenta un elegante nácar blanco natural. Las cifras arábigas y las agujas siguen los códigos distintivos de Breguet, concebidos por su fundador. 

Vista frontal del modelo Golpe de efecto, con número de referencia 3358BR/8D/986D0.

El tourbillon, ubicado en la parte inferior de la esfera, se integra en una abertura ovalada y pulida. Una barreta curva engastada con 14 diamantes realza su forma. Con el objetivo de subrayar su mecanismo los componentes juegan con contrastes de gris y rosa. Además, el bisel y las asas están engastados con diamantes, al igual que la corona. 

Detalle de la esfera, basada en el fondo de zafiro y el oro rosa. La circunferencia, engastada con casi 300 diamantes, es nácar natural blanco.

En este modelo de oro rosa, el fondo de zafiro proporciona una ventana para apreciar la decoración martillada y grabada a mano. La caja, elaborada en oro rosa de 18 quilates, tiene un diámetro de 35 mm y un grosor de 9,43 mm. La esfera, de oro y engastada con 281 diamantes, incluye una circunferencia de las horas descentrada en nácar natural blanco. 

La correa está compuesta por piel de aligátor. Su color borgoña complementa los tonos de la esfera.

Con unaa reserva de marcha de 50 horas, este reloj se distingue por su refinamiento técnico y estético. El brazalete de piel de aligátor, junto con la hebilla desplegable de triple hoja de oro rosa engastada con 42 diamantes, completa la pieza. El reloj ha salido a la venta por 164.700 euros.

Dos siglos de maestría

La historia del tourbillon cuenta con más de dos siglos de trayectoria. Este nació el 26 de junio de 1801, de la mano de Abraham-Louis Breguet. Al percatarse de que la gravedad terrestre dificultaba la regularidad de los movimientos de los relojes, Breguet se propuso buscar nuevas soluciones. Ante las variaciones en la regulación provocadas por la gravedad, el fundador de la maison instaló el conjunto del escape en una jaula móvil que rota por completo a cada minuto. 

El engranaje, meticulosamente diseñado, es uno de los sellos distintivos de Breguet.

De este modo, no solo se solventó el problema inicial, sino que se establecieron las bases de una nueva manera de hacer relojes. La introducción de esta nueva técnica supuso un paso hacia adelante en la técnica relojera contemporánea. Hoy en día, 220 años después, este particular mecanismo no deja de fascinar al público internacional.