Sha Wellness Clinic, 15 años de camino a la excelencia

salud

Sha Wellness Clinic, 15 años de camino a la excelencia

Quieren estar en todos los continentes. Esa es su ambición. Hablamos con Alejandro Bataller, Vicepresidente de Sha Wellness Clinic / Grupo AB Living.

Es una historia conocida. Hace ya 15 años, en 2008, Alfredo Bataller Parietti, empresario y promotor afincado en Altea, había recuperado la salud y el bienestar gracias a diversas técnicas de medicina integral, con una nutrición saludable y terapéutica ­en el centro de todo el proceso. Entonces decidió junto a su familia –su esposa Graciela Pineda y sus tres hijos Alfredo, Alejandro y Cristian, aunque este último se dedica a otras actividades– crear lo que hoy ya se ha acuñado como un estilo de vida: Sha Wellness. Comenzó con una clínica situada en un majestuoso edificio, en el parque Natural de Sierra Helada, muy cerca de Altea. Allí, la familia Bataller reunió a un equipo de médicos, fisioterapeutas, expertos y científicos con un único fin: proponer a cada persona un plan individualizado para vivir más y, sobre todo, mejor. Alejandro Bataller Pineda recorre la historia de un grupo empresarial pionero que avanza con paso firme.
 


Pregunta. Cuando hace 15 años inauguraron un oasis de tranquilidad y salud en plena costa levantina, ¿imaginaban que tal día como hoy estarían pensando en tener presencia en los cinco continentes?
Respuesta. Ese ha sido nuestro sueño desde el inicio. Sha abrió sus puertas en 2008, pero esta historia comenzó un poco antes, 2002, cuando le diagnosticaron a mi padre una proliferación de células malignas que sería un tumor incipiente y fue el desencadenante la que nos interesáramos por todo lo relacionado con medicina integrativa y cómo nuestro estilo de vida en nuestra nutrición puede impactar en nuestra salud y nuestro bienestar. Cuando abrimos Sha nuestro objetivo ya era crear una marca que hacer referente mundial en salud y bienestar y que pudiera expandirse algún día. Este proyecto cada día nos apasiona más, pero también es muy complejo y difícil de replicar. Por eso queremos crecer poco a poco, creando un Sha Wellness en cada continente, pero manteniendo siempre nuestra esencia y nuestros estándares de calidad, porque para nosotros es mucho más que un negocio, realmente es nuestro estilo de vida. El 26 de enero de 2024 inauguraremos en México, y en 2025 lo haremos en Dubái, mientras seguimos valorando ubicaciones en el resto del mundo.

La nutrición, en la base

Lo que conocemos como nutrición Sha se basa en tres pilares: la pirámide nutricional promovida por la Universidad de Medicina de Harvard; los principios de la alimentación de las Blue zones (los cinco lugares del mundo donde hay más longevos), y las enseñanzas del maestro japonés Michio Kushi. Este último fue una autoridad mundial en macrobiótica, disciplina que propone potenciar el bienestar físico, mental y espiritual  a través de una alimen­tación natural basada en el equilibrio del yin y el yang. Equilibrada, natural y alcalinizante, se basa en alimentos de origen vegetal, y en menor medida, marino, y se procura que la materia prima sea ecológica, de temporada y de proximidad. Además une la salud y la excelencia gastronómica, pues solo así los pacientes consiguen mantenerla en el tiempo, tras su experiencia en la clínica. Su último libro de recetas, El poder de la nutrición saludable (RBA, 2023), incluye más de 70 de ellas y un prólogo de Ferrán Adriá.
 
P. ¿La alimentación es, efectivamente, la base de todo?
R. En Sha tenemos un listado de prácticamente 1000 tratamientos diferentes. Todo lo que, tanto en medicina científica como holística pueda ser efectivo, procuramos ofrecerlo a nuestros huéspedes. Si de toda esa oferta me pregunta cuál considero que es el pilar, lo que más puede influenciar en la salud y bienestar de una persona, probablemente es la alimentación. Hay distintos niveles según dónde una persona quiere estar. El nivel uno es estar bien en el presente, y ahí hay tres puntos importantes. El primero la alimentación, el segundo es el descanso y el tercero el ejercicio físico. Pero después hay otros niveles, los de quien quiere conseguir y mantener la mejor versión de sí mismo, ralentizar el proceso de envejecimiento, vivir más y mejor, tener más vitalidad, más agilidad cognitiva, tener el mejor aspecto… Existen infinidad de tratamientos en medicina antienvejecimiento, en medicina dermoestética, en medicina regenerativa que ayudan a conseguirlo. En los últimos se ha incrementado el porcentaje de población que sabe que hay una relación directa entre la salud y los hábitos de vida, por lo que el tema es aprender a cuidarnos, diferenciar entre esperanza de vida y calidad de vida.


Medicina a la medida de cada persona

El método Sha Wellness, que se desarrolla habitualmente en estancias de entre cuatro y 21 días en la clínica, propone cuatro programas de salud personalizado: Rebalance & Reenergize, Detox & Optimal Weight, Well-Ageing & Prevention y Leader’s Performance. Se sustenta en ocho áreas principales: nutrición saludable, terapias naturales, medicina preventiva y healthy ageing, estética avanzada, estimulación cognitiva y salud emocional, bienestar y equilibrio interior y rendimiento físico. Todo, acompañado por el aprendizaje de nuevos hábitos saludables a través de la Healthy Living Academy.

El equipo médico, creado y liderado por el doctor Vicente Mera, en la imagen durante una consulta Antiageing, es hoy por hoy un referente de la Medicina Integrativa, Antienvejecimiento y Medicina Regenerativa.

Como prueba de su eficacia, basten unos datos: de cada 100 personas que pasan por SHA, 53 repiten. Algunos huéspedes van por su estancia número 45. Y han pasado por allí en estos años más de 70.000 personas procedentes de todo el mundo, de diferentes culturas y religiones. La clínica tiene acuerdos de colaboración con varias universidades. Y centros de prestigio como el Instituto de Empresa (IE) de España o el Tecnológico de Monterey (TEC) en México estudian la historia de Sha como un caso de éxito científico y empresarial. Un éxito que les ha valido más de 100 premios internacionales y, recientemente, el World’s Best Wellness Clinic 2023.
 
P. Su equipo tiene numerosos reconocimientos internacionales, ¿cómo cultivan y desarrollan el talento?
R. Es cierto que hoy existe un gap importante entre el número de profesionales sanitarios que requerimos y el número de personas enfermas. Es cada vez más difícil encontrar a buenos expertos, la medicina es más reactiva y menos preventiva… Conseguir profesionales médicos top, con visión integrativa, es muy complicado. Y una vez que se tienen, hay que gestionar el talento y el tiempo para obtener lo mejor de cada persona. Un porcentaje del tiempo de nuestros profesionales es para atender pacientes, pero también necesitamos investigar. Tenemos  un Comité científico de innovación, en el que el líder de cada área que dedica tiempo a investigación, asistencia a congresos, colaboraciones con estudios y universidades… Todos ellos tienen el compromiso de presentar ante el Comité propuestas de mejora de sus unidades en cuanto a efectividad, avances o ventajas. A partir de ahí las propuestas se valoran, se prueban y se decide incorporarlas o no. Esto nos mantiene en continua investigación e innovación.

El suave microclima durante todo el año en esta zona de Alicante, reconocida por la OMS como una de las de mejor climatología del mundo, permite la integración de interiores y exteriores en todo el complejo.


El turismo de salud está en alza

Actualmente la compañía vive una etapa de crecimiento y expansión internacional que se traduce en dos aperturas muy próximas, Sha México y Sha Emirates.


P. El turismo de salud se desarrolla a pasos agigantados, ¿llegará un momento en el que sea tan, o más importante que el turismo cultural, o el de ocio?
R. Efectivamente, dentro de lo que son tendencias del turismo el de salud probablemente sea de las más claras, creciendo entorno a un 23% interanual, un 150% más que el turismo tradicional. En esto probablemente hemos marcado un hito, y es que cuando Sha nació el objetivo era ofrecer a nuestros huéspedes una estancia de salud combinada con unas vacaciones placenteras. Esto supuso un antes y un después respecto a lo existente hasta ese momento, y hemos seguido trabajando para mantenernos siempre a la máxima vanguardia también en estos aspectos más de hotelería.


Ahora, México y después, Emirates

Desde los primeros días de enero 2024 Costa Mujeres (frente a Isla Mujeres) va a ser el próximo escenario de Sha: siete hectáreas de naturaleza virgen con medio kilómetro de playa solitaria de arenas blancas y las aguas turquesas del Caribe. El complejo tendrá 100 suites y 35 residencias. Su concepto es alcanzar el máximo nivel de fusión entre la salud y el placer. Una auténtica revolución.

El complejo Sha Mexico alberga 35 residencias y 100 habitaciones y suites frente al mar Caribe, en la imagen. Las salas de consulta médica también tienen vistas al océano o a los manglares.


P. Sha México es un buen ejemplo de esto. En un lugar emblemático del turismo internacional, ¿habrá programas de ocio que complementarán la actividad wellness?
R. Con la apertura en México creo que vamos a volver a marcar un hito en la industria. No existe a nivel mundial ningún wellness clinic, clínica de bienestar, spa médico…, como quieras llamarlo, que sea puntero, que esté enfocado a resultados, que sea innovador y que se encuentre en un entorno de playa como el que está abriendo Sha México. En un entorno paradisíaco en el Caribe mexicano, con una playa de medio kilómetro, nueve hectáreas de naturaleza, un cenote propio, con uno de los mayores arrecifes corales del mundo enfrente de la propiedad… Sinceramente creo que es un producto único a nivel mundial. Además su arquitectura es muy innovadora, simula el genoma del ADN humano y su interiorismo es muy cálido, con materiales locales y naturales del más alto nivel.  Vamos a mantenernos fieles a la esencia de nuestro modelo, pero habrá diferentes experiencias con dos restaurantes gourmet, aprovecharemos la playa con todo tipo de actividades… Un estilo de vida algo más activo que el que se realiza en el Sha de España.
 
Para 2025 Sha está construyendo en Emirates toda una isla dedicada a cultivar el estilo de vida saludable. Un trozo de tierra de 25 hectáreas en un refugio natural entre Abu Dhabi y Dubái, que nace con la voluntad de ser la sexta blue zone del mundo. La isla donde mejor se viva, mejor se coma y mejor se envejezca.


P. Una isla en Emirates exclusiva para el concepto Sha Wellness es una muy fuerte apuesta.
 R. Inauguramos en diciembre de 2025 y es una isla, AlJurf, de unas 30 hectáreas conectada con la península que se encuentra en la costa, a unos 30 minutos de Dubái. La  familia real de Abu Dhabi son huéspedes habituales de Sha y nos propusieron crear juntos aquí la primera isla saludable del planeta. El proyecto albarga un Sha Clinic además de unas 150 villas cuyos propietarios podrán vivir de manera permanente, algo que harán, calculamos que aproximadamente la mitad. La otra mitad la utilizarán como segunda residencia y cuando no la estén utilizando valorarán el alquiler. Hemos creado distintos pabellones enfocados al bienestar: uno para todo lo relacionado con ejercicio físico, otro enfocado a nutrición saludable con un mercado, huerto o clases de cocina saludable. Otro estará relacionado con el equilibrio emocional como yoga, meditación o mindfulness, otro enfocado a los más jóvenes de la familia, para enseñarles estilo de vida saludable…
 

Alejandro Bataller, en la imagen, es vicepresidente del grupo AB Living, empresa operadora y propietaria de la marca Sha y responsable del programa de expansión internacional del grupo.


Este programa de expansión, cuidadosamente planificado, ha sido desarrollado por el Grupo AB Living. Sus tres pilares son: AB Well-being, centros de bienestar; AB Hospitality, en colaboración con prestigiosas marcas hoteleras, y AB Properties, centrado en promociones residenciales.
 
P. El concepto AB Living es una línea de negocio muy ambiciosa, que no todo el mundo relaciona con Sha Wellness Clinic, ¿nos puede explicar cómo funciona este concepto de branded residences?
 R. Mi padre se ha dedicado al desarrollo inmobiliario desde mucho antes de empezar con Sha, desde hace unos 35 años aproximadamente. Hace unos tres años tomamos la decisión de desarrollar una división dentro del grupo que fuera capaz de fusionar nuestra experiencia en el campo hotelero con nuestra experiencia en el campo residencial. Por el momento estamos funcionando como desarrolladores, inversores y gestores de esos activos en los que se fusiona la hotelería de lujo con lo que se conoce como branded residences, casas que se pueden comprar disfrutando de todas las amenidades del complejo hotelero y con la posibilidad de cederlas en alquiler, gestionadas por el grupo. Estamos muy concentrados en México en esta etapa concreta, desarrollando dos proyectos: un hotel Luxury Collection en Isla Mujeres, en el Caribe mexicano, que vamos a abrir el próximo mes de abril y, pegado al Sha, en la propiedad vecina, un St. Regis, una marca de lujo tradicional con la que estamos creando un complejo hotelero con 160 habitaciones y 84 residencias. Estamos en plena construcción y abriremos a finales de 2025. Además, tenemos firmado –aunque todavía no hemos empezado la construcción– otros tres proyectos: con Ritz Carlton en Tulum y con JW Marriott y W, ambos en Costa Mujeres.
P. ¿Cuánto dinero tienen ahora mismo invertido en esta expansión?
R. ¡No, no es que nos hayamos vuelto locos, ni estamos en la lista Forbes! Somos  una familia muy trabajadora y al final cada uno de estos proyectos tiene su propio ciclo de inversión, de financiación y un ciclo también de recuperación de liquidez. Suena a mucho cuando lo planteas todo junto, pero obviamente cuando finaliza el ciclo de un proyecto va empezando el ciclo de otro. Lo que sí que es verdad es que estamos en un momento de apuesta fuerte dentro de nuestro grupo, tenemos mucha pasión por lo que hacemos y estamos en clara expansión.