Hella Jongerius: diseños más allá de lo visible

Diseñadores

Hella Jongerius: diseños más allá de lo visible

Entrevistamos a la diseñadora industrial neerlandesa a propósito de la preparación de su archivo permanente y exposición retrospectiva en 2026.

La aventura que Hella Jongerius (De Meern, Países Bajos, 30 de mayo de 1963) emprendió hace más de 30 años nunca termina. Todas sus preguntas están abiertas, y todas sus respuestas son provisionales, tomando la forma de productos acabados y semiacabados. Son parte de un proceso interminable, y lo mismo ocurre con los diseños de Jongeriuslab.

Jongerius crea junto a su equipo obras destinadas a museos y galerías especializadas en diseño industrial. Entre ellas, destaca el Vitra Design Museum de Alemania, que ha anunciado recientemente el proyecto de un archivo permanente centrado en su trayectoria. Conversamos con la diseñadora para saber más acerca de su relación con el diseño y de la complejidad que implica.

En la imagen superior, retrato de Hella Jongerius (2021, foto: Laura Fiorio). Sobre estas líneas, la diseñadora neerlandesa trabajando en Jongeriuslab, su estudio situado en Berlín.

Pregunta. Usted ha llegado a afirmar que sus obras forman parte de algo aún más grande, que tiene pasado y futuro. ¿En qué sentido cree que su obra puede transmitir esa sensación?

Respuesta. El diseño tiene enormes consecuencias para la forma en que la gente vive, trabaja y se percibe a sí misma. Esta preocupación era visible en mis primeros trabajos, y aún en investigaciones más recientes. Funciona como una valiosa brújula moral. Mi manifiesto Más allá de lo nuevo: una búsqueda de ideales en el diseño (2015) fue una declaración sobre la asunción de responsabilidades como diseñador para un enfoque holístico, centrado en la relación con el usuario y su contexto, más que del producto en sí mismo.

El Polder Sofa de Hella Jongerius, en la imagen, combina tejidos y colores en una estructura asimétrica.

P. En 2017 recibió el Premio Sikkens, uno de los más importantes de los Países Bajos, que se concede a aquellas personas o instituciones que contribuyen, de forma notable, al campo del color. ¿Qué cualidades cree que pueden aprender de usted y de su trabajo las personas que se inician en la profesión?

R. Creo que es importante que quien está empezando conecte con una pasión interior o un impulso personal sobre un tema determinado. Puede estar enraizado en la juventud, o encontrarse a través de la búsqueda de una motivación. Ayudará enormemente a mantener un hilo rojo a lo largo de toda la carrera, y mantendrá un mensaje auténtico y honesto. Otro tema importante es que el trabajo sea relevante para cada momento y contexto concretos. Y ni que decir tiene que debe contribuir a un mundo mejor. Mi consejo: utiliza múltiples capas de razones para cada proyecto, no importa si son visibles o invisibles. Ayudarán a conectar con el usuario.

P. Usted fundó su propio estudio de diseño, Jongeriuslab, hace más de 30 años. ¿Cuáles cree que son las mayores diferencias entre la Hella emprendedora de 1993 y la Hella establecida de 2024?

R. Mi intuición sigue afinándose, pero creo que he conseguido encontrar un vocabulario propio, capaz de permitirme profundizar en mis temas personales y a expresarme ante un público más amplio.

La East River Chair es una butaca compuesta por materiales tan diversos como la madera, el metal, el cuero y la tela.

P. El Vitra Design Museum albergará en 2026 un archivo en el que se podrán ver obras realizadas a lo largo de su carrera. ¿Cuál diría que es el rasgo característico de su obra, sea cual sea el momento de su carrera que se mire?

R. Diría que mis intensas investigaciones materiales. He de decir que tuve la suerte de que durante los primeros años de mi carrera pude comprender el secreto detrás de la materia: no es algo inerte y sin vida, sino algo que requiere un fuerte compromiso. Los materiales transmutan, evolucionan, fluyen; nunca viajan solos. El ser humano trabaja con los materiales y da forma a las cosas y viceversa. Los materiales y lo que hacemos con ellos dan forma a lo que somos como seres humanos.

Las mantas Colour Block Blankets están fabricadas con lana extremadamente suave de una variedad híbrida de oveja procedente de los Andes peruanos, un cruce de raza merina.

P. Siendo artista, suponemos que tiene su propio proceso de creación y diseño. ¿Ha tenido alguna vez un bloqueo artístico? ¿Cuál cree que es la mejor manera de desbloquear la mente y recuperar la inspiración?

R. Actividades físicas como ir a correr o nadar me ayudan, gracias al esfuerzo que pongo en ellas. Aunque he de decir que también apuesto por otro tipo de ocio más tranquilo, como el bordado. Con mucha perseverancia he conseguido que se convierta en mi manera personal de luchar con una mente inquieta por el bloqueo.

P. ¿Cree que es mejor trabajar en equipo, o individualmente? ¿Qué ventajas pueden aportar ambas formas de proceder a la hora de crear?

R. El trabajo en equipo aporta unos valores que no se consiguen trabajando solo. Eso sí, debe ser con un líder capaz de reunir ciertas cualidades. Hay que saber tener una gran inteligencia social, y sobre todo saber combinar esa inteligencia con una visión moral sobre la forma de avanzar junto con el planeta. Trabajar en solitario puede dar más libertad creativa hasta un determinado punto, pero una puesta en común en equipo aporta más cosas al artista.

Serie de 300 jarrones Misfit, una investigación sobre el color realizada con una mezcla de recetas de esmalte antiguas y nuevas. Jongerius utiliza el Red White Vase, que diseñó en 1997, a modo de lienzo sobre el que aplica variaciones polícromas. Son una versión de otra creación anterior realizada con 42 jarrones.