Lotus adelanta su futuro con el hyper GT Emeya 

Coches

Lotus adelanta su futuro con el hyper GT Emeya 

Ya se puede reservar una unidad de este coupé eléctrico, uno de los GT más potentes.

Lotus es una marca británica con más de 75 años de una procelosa vida que le llevó de ser una de las protagonistas de la F1 en los años 60 y 70 del siglo XX a la bancarrota. Tras haber sido propiedad de General Motors en los años 80 y de la malaya Protón en los 90, resurge ahora bajo el control de la china Geely que es, desde septiembre de 2017, el accionista mayoritario. 

El futuro de Lotus es ahora eléctrico, pero no olvida su ADN superdeportivo. Por eso el nuevo Lotus Emeya, que se acaba de desvelar en Nueva York, rompe con la filosofía tradicional de la marca del less is more (menos es más) con el objetivo de crecer en volumen y llegar a más conductores que quieren deportividad pero también vehículos que puedan utilizar todos los días.

Esa fue la premisa que anunció Donghui Li, CEO de Geely Holding Group, cuando la compañía, que ya controlaba Volvo, incorporó a la histórica marca británica a su cartera. “Esperamos convertir a Lotus en una marca competitiva a nivel mundial y un líder reconocido en el mercado de automóviles deportivos, estamos seguros de que Lotus irá más allá de las expectativas”, aseguró. 

En la imagen superior, frontal del Lotus Emeya, con una revolucionaria parrilla anterior activa. Sobre estas líneas, el deportivo que se sitúa a la vanguardia en aerodinámica.

El Emeya es un GT (Gran Turismo) de cuatro puertas y cuatro plazas individuales, con un diseño de sedán coupé y unas líneas en las que ha primado la aerodinámica. Los llamativos grupos ópticos frontales de LED en dos niveles superpuestos marcan su imagen, pero su principal característica se esconde bajo la carrocería. Es un sistema de propulsión formado por dos motores eléctricos que le aportan tracción total permanente, una distribución inteligente del par Lotus (ICC), una potencia que alcanza los 905 caballos (675 kW) y un par máximo de 985 Nm.

El resultado es una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 2,8 segundos, lo que lo hace candidato a ser uno de los GT más potentes del mundo. Por eso Lotus lo llama hyper GT. La velocidad máxima anunciada es de 256 km/h. 

Lotus Emeya, por detrás, con un spoiler y un difusor que aportan estabilidad.

El Emeya es el segundo eléctrico desarrollado por Lotus, tras el SUV Eletre, presentado el pasado año, y ambos comparten plataforma. Se va a producir en China y se ha abierto la posibilidad de hacer ya una reserva, aunque las primeras unidades se entregarán en 2024.

El precio previsto para el Emeya es de unos 100.000 dólares la versión básica, que será un poco menos potente, unos 610 caballos. El Emeya S más deportivo superará esa cifra y el R, el más equipado, tendrá un precio de entre 120.000 y 150.000 dólares. La reserva exige un depósito de 1.000 libras (unos 1.200 dólares). 

Todavía hay algunas incógnitas sobre cómo será el modelo definitivo, pero tendrá una autonomía de más de 500 kilómetros, con una batería especialmente diseñada para este modelo, más fina para dejar espacio a las plazas traseras, y una tensión de 800 voltios, más eficiente en la carga y más veloz. Esto supone que en un cargador rápido de 350 kW de corriente continua puede conseguir 150 kilómetros de autonomía en cinco minutos. Además, en 18 minutos se podrá recargar Emeya del 10% al 80%. 

Interior del vehículo, con un aire minimalista y materiales sostenibles. En la imagen, volante y consola central.

Lo que sí sabemos ya es que será vanguardista en aerodinámica, con una revolucionaria parrilla anterior activa y en la parte trasera un spoiler y un difusor, elementos que, unidos a un centro de gravedad bajo, le dotan de una estabilidad que supondrá un nuevo estándar entre los GT en maniobrabilidad y conducción.

Está equipado también con un sistema de suspensión neumático controlado electrónicamente que es capaz de analizar la superficie del asfalto que está por delante del vehículo con una velocidad de 1.000 veces por segundo para conseguir el mejor confort interior. 

Para Ben Payne, vicepresidente de diseño, “este es un Lotus totalmente nuevo, nunca se había hecho algo así. Partiendo de lo que la marca ha hecho hasta ahora, hemos creado un coche de lujo que ofrece prestaciones excepcionales a los apasionados de la conducción y diseñado para inspirar seguridad y emociones”.  

Los asientos del deportivo Emeya incorporan una estructura de fibra de carbono.

En el diseño interior se impone la alta costura, en la forma de usar la fibra de carbono para reducir el peso y porque algunos tejidos reciclados están hechos con recortes y residuos procedentes de la industria de la moda. También se utilizan materiales de lujo sostenible, como aluminio con recubrimiento PVD que utiliza nanopartículas metálicas, Alcántara, Ultrafabrics PU (poliuretano tecnológico) o cuero Nappa.

Pero sobre todo destaca la tecnología enfocada al confort, desde la cancelación del ruido exterior o la suspensión inteligente. El equipo de audio ha sido diseñado específicamente para este modelo por KEF, uno de los colaboradores de Lotus, que consigue un sonido envolvente e inmersivo y que se completa con un puesto de conducción inteligente y un sistema de infoentretenimiento muy intuitivo.