Interiorismo

Se reedita el escritorio más famoso de Frank Lloyd Wright

La nueva colección del fabricante de muebles Steelcase, Racine Collection, se basa en diseños del arquitecto para el edificio administrativo SC Johnson en 1939.

Steelcase acaba de presentar una nueva colección de mobiliario inspirada en los diseños que Frank Lloyd Wright (Winsconsin, Estados Unidos, 8 de junio de 1867 – Arizona, Estados Unidos, 9 de abril de 1959) realizó a lo largo de su vida profesional.

En colaboración con la fundación del prestigioso arquitecto, la compañía lanza una línea de muebles para trabajar en casa que mantiene el ADN del diseño original del creador de La Casa de la Cascada pero amplía sus proporciones para adaptarse a las nuevas necesidades de los tiempos modernos.

Foto escritorio de Frank Lloyd Wright de la colección Racine
Escritorio en madera de arce de la colección Racine, inspirado en los diseños de muebles clásicos de Frank Lloyd Wright para el edificio Johnson Wax Co en 1939. Precio: 9.100 euros.

Fue en la década de 1940 cuando los diseñadores comenzaron a tener en cuenta el mobiliario de oficina. En 1936, Herbert F. “Hib” Johnson, presidente de la compañía SC Johnson, encargó a Lloyd Wright la construcción de una nueva oficina administrativa en Racine, Wisconsin, con un enfoque moderno.

Pero este genio de la arquitectura no se enfocó exclusivamente en el edificio. Además, creó más de 40 piezas decorativas. De la reedición de los muebles de Racine Collection destaca el escritorio hecho en madera de arce o de nogal; un mueble con pintura roja quemada que recuerda al escritorio original de 1939. Su precio actual es de 9.100 euros.

Foto sillón de Frank Lloyd Wright de roble natural
Frank Lloyd Wright empleó muebles modulares innovadores durante la década de los 40 en Estados Unidos. La línea también incluye un sillón diseñado por el arquitecto, de hierro y roble natural.

Stuart Graff, presidente y director general de la Fundación Frank Lloyd Wright, afirma que “con la colección Racine y nuestra colaboración con Steelcase nos entusiasma ampliar su visión de una arquitectura que definitivamente permite vivir mejor”. Además, sostiene que el arquitecto “utilizó el diseño como medio para profundizar en las relaciones entre las personas, la naturaleza y el lugar”.

La estadounidense Steelcase también cuenta con sillas a juego que parten de los 1.682 euros, con la opción de agregar un par de reposabrazos por 315 euros. Como peculiaridad, tienen cuatro patas en vez de tres, como el diseño original de los escritorios que proyectó el arquitecto, para lograr una mayor estabilidad.

La colección está disponible en la web oficial de Steelcase.