Construcción sostenible y vanguardista con paneles de hormigón 

Arquitectura

Construcción sostenible y vanguardista con paneles de hormigón 

Desarrolladas en colaboración con centros de investigación, startups y universidades, estas estructuras contribuyen con la economía circular.

La innovación en técnicas y materiales ha impulsado los sistemas de construcción sostenibles, con viviendas, como Casa Eñe u otros edificios que cumplen con los estándares Passivhause. Incluir la sostenibilidad en los nuevos proyectos supone una obligación para alcanzar la neutralidad climática en 2050. Algo que ya es una realidad en el sector de los prefabricados de hormigón: la última generación de este material de la firma Consolis Tecnyconta logra una reducción de la huella de carbono del 30% con respecto a los productos estándar, además de permitir una flexibilidad en el diseño que se adapta a todo tipo de estilos arquitectónicos, desde los más clásicos a los de aires futuristas.

Este tipo de hormigón es el resultado del desarrollo tecnológico combinado con el uso de aditivos alternativos como nanopartículas, novedosos cementos, acero ecológico o biodiésel, así como técnicas pioneras en España, como la inyección de CO2 al hormigón fresco. Una nueva forma de edificar creada gracias a un ecosistema de investigación y producción en el que participan equipos multidisciplinares de Consolis Tecnyconta junto a otros expertos de universidades, startups y centros tecnológicos. Entre ellos, el Instituto Eduardo Torroja, perteneciente al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas). 

En la imagen superior, chalet en Urbanización El Zorongo (Zaragoza), edificado con paneles de hormigón GRC de Consolis Tecnyconta en el exterior. Sobre estas líneas, imagen de la misma vivienda de noche, en la que se aprecian los amplios marcos de ventana que, gracias al reducido espesor de la capa exterior de GRC, permitieron un eficaz aislamiento y una mínima sección de panel. 

Gracias a este avance de Consolis Tecnyconta, que ha dado lugar a la línea Green Spine Line de paneles o bloques de hormigón, la obra más sostenible en España de prefabricados de hormigón ya está en marcha en Illescas (Toledo): una nave logística de 45.000 metros cuadrados de planta, 56.000 de almacenaje y 2.000 de edificio de oficinas anexo. Está situada en el polígono Los Pradillos 2 y tendrá como usuario final a una cadena de supermercados. Se realizará con la colaboración de las compañías Montepino e Itercon, ambas también comprometidas con los objetivos de reducción de emisiones marcados en sus estrategias ESG. Otro ejemplo de uso de Green Spine Line en el segmento de la construcción residencial es la residencia para jóvenes en la Avenida de los Pirineos de Zaragoza.  

Nave logística en construcción, en Illescas (Toledo), con paneles de hormigón que reducen la huella de carbono en un 30%.

Marcelo Miranda, CEO de Consolis Tecnyconta, destaca el proyecto: “Hemos realizado una gran inversión en I+D y numerosas pruebas a nivel industrial para poder transformar la manera de producir y conseguir los prefabricados de hormigón con la menor huella de carbono en España”. Y añade: “Estos productos conllevan transformaciones que van desde la investigación de materias primas a la nanotecnología, además de cambios transversales en toda la producción que incluyen el uso de energías de fuentes 100% renovables y principios de la economía circular, como reciclaje, reducción y reutilización de todo tipo de recursos”. 

Además de reducir la huella de carbono con nuevos materiales, los prefabricados de hormigón también contribuyen al cuidado del medio ambiente mediante su reutilización. Los módulos o paneles se reciclan y se les puede dar una segunda vida en nuevas construcciones, contribuyendo a la economía circular que la Unión Europea está impulsando. 

Edificio residencial en primera línea de mar, situado en Arenales del Sol (Alicante), con paneles GRC de sección curva.

El hormigón es uno de los materiales más utilizados en la construcción. En formato prefabricado se utiliza en todo tipo de estructuras (pilares, jácenas, vigas…). Los paneles de hormigón GRC, conocidos como paneles de fibra de vidrio, son muy habituales en viviendas por sus múltiples aplicaciones, sus cualidades (alta resistencia mecánica, incombustibilidad…) y sus beneficios para la protección medioambiental por sus propiedades como aislante acústico, resistencia al agua, características autolimpiantes o inmunidad ante la contaminación atmosférica. 

Desde Consolis Tecnyconta aportan otra ventaja más de los prefabricados de hormigón a la hora de construir, en este caso relacionada con el aspecto económico: una mayor certeza en el precio y plazos de ejecución en la contratación del proyecto frente a las desviaciones de presupuestos y tiempos habituales en la construcción tradicional.