The Emerald Isle: el whisky más caro del mundo

Subastas

The Emerald Isle: el whisky más caro del mundo

Solo existen siete unidades del producto, que incluye con su compra un huevo y un reloj de Fabergé, entre otros artículos.

Mientras siga habiendo coleccionistas, seguirá habiendo hueco para la sorpresa. The Emerald Isle, creado por la empresa The Craft Irish Whiskey Co., se ha convertido en el whisky más caro del mundo. Su comprador, un coleccionista llamado Mike Daley, ha pagado 2,8 millones de dólares por añadirlo a su colección de licores exóticos. Eso supera el precio del poseedor del récord anterior, una botella de The Macallan 1926, que se vendió por 2,7 millones de dólares en una subasta celebrada por Sotheby’s en noviembre de 2023.

El producto forma parte de la colección Seven Wonders of Ireland, llamada así debido a que solo se han producido siete juegos del mismo. Sin embargo, esa cantidad de dinero tan alta se debe también a los lujosos objetos que acompañan a la botella.

En la imagen superior, el baúl del The Emerald Isle, el whisky puro de malta más caro del mundo. Sobre estas líneas, Mike Daley, el comprador que ha pagado 2,8 millones por esta caja de la colección Seven Wonders of Ireland.

Este inusual whisky ha tenido una maduración en barrica de bourbon americano de 200 litros para el primer llenado. Más tarde, The Emerald Isle se terminó en otras de jerez Pedro Ximénez de 40 litros que aportaron notas ricas. Tres décadas de maduración lo han dotado de un intenso sabor.

La compra del whisky The Emerald Isle se complementa con la adquisición de un huevo de Fabergé hecho a medida por Marcus Mohr, maestro de la cuarta generación de la casa. Cada uno de los siete huevos está hecho a mano en oro de 18 quilates, y requirió más de 100 horas de exhaustivo trabajo. Su sello más característico es el esmalte vítreo guilloché, creado en un verde pastel. Elaborado para honrar a Irlanda, los colores verde, blanco y dorado del huevo recuerdan a la bandera de ese país, mientras que cada uno está adornado con un nudo celta pavé. Engastado con 104 diamantes talla brillante, el nudo es un símbolo de renombre de la herencia irlandesa y no tiene principio ni fin, ya que representa la eternidad, el amor y la amistad.

Por sus colores, el huevo celta de Fabergé hace un guiño especial a la bandera irlandesa. Está hecho a medida y lleva engastados 104 diamantes.

Otro de los artículos que incluye la caja, además de un par de puros Cohiba, es un reloj fabricado para la ocasión. Acabado en oro rosa y con cristales de zafiro superior e inferior, cada uno posee un movimiento automático y contiene una preciosa y rara masa oscilante de oro de 22 quilates, decorada al estilo Fabergé. Tan funcionales como exquisitas, las siete piezas incorporan una caja de 41 mm y son resistentes al agua hasta 30 metros. Cada una está numerada para resaltar el diseño, que se complementa con una correa de piel de cocodrilo marrón y una hebilla de oro rosa, al estilo de la Alta Relojería suiza.

El reloj de la colección consta de una caja de 41 mm de oro rosa y una correa de piel de cocodrilo.

Mike Daley, el último comprador de un The Emerald Isle hasta la fecha, atesora una colección de varios miles de botellas de whiskies irlandeses, estadounidenses y escoceses. “El irlandés es el futuro del whisky. Estoy emocionado de ser parte de esto, como coleccionista, pero sobre todo como bebedor”, señaló después de la compra.

La masa oscilante del reloj es de oro de 22 quilates y está decorada al estilo Fabergé.
El baúl en el que se incluye la botella de The Emerald Isle y el huevo celta y el reloj de Fabergé, entre otros objetos.