Van Cleef & Arpels celebra la primavera con sus flores-joya

Joyas

Van Cleef & Arpels celebra la primavera con sus flores-joya

La naturaleza se reafirma como el pilar de la colección, que reagrupa distintos tipos de oro para crear complementos chic.

La llegada de la primavera se ha convertido en una celebración para Van Cleef & Arpels. La maison de joyería ha presentado su nueva línea de accesorios, con la que se conmemora el cambio de estación: Frivole se compone de diferentes piezas cuyos diseños rinden homenaje a las flores. Una estética basada en la combinación de distintos tipos de oro con diamantes y el savoir-faire de una firma con más de un siglo de experiencia en el sector.

En la imagen superior, anillo Frivole, con ocho flores de oro rosa y oro blanco rodiado. (21.000 euros). Sobre estas líneas, pendientes de la colección de oro rosa y con diamantes redondos engastados. (5.900 euros).

Frivole incluye un brazalete de siete flores de oro blanco, con cerca de 300 diamantes engastados. Su diseño asimétrico, junto con la inclinación de los pétalos curvados en forma de corazón, le otorga una esencia conformada por la vitalidad de la naturaleza. Otro de los protagonistas de la colección es su anillo de ocho flores. Con cinco de oro blanco y tres de oro rosa, el juego de luces de las joyas se intensifica. El virtuosismo también hace acto de presencia gracias a la minuciosa colocación de las flores, logrando así crear un bouquet tridimensional.

Pulsera Frivole, con siete flores de oro blanco rodiado y diamantes redondos. (92.500 euros).

Otra creación de Frivole que llama la atención es el anillo Entre les Doigts. El elemento principal de esta pieza es un tête-à-tête entre dos flores de oro rosa con pulido espejo. Este método es una técnica característica de Van Cleef & Arpels, usada desde los años veinte. El proceso tiene como finalidad la obtención de la superficie lisa de cualquier joya. La estructura uniforme que se consigue garantiza un tacto agradable del material y, a su vez, suele ser un indicador de calidad. La asimetría de los motivos en el anillo se prolonga con los diamantes, con una piedra engastada en el corazón de la flor más pequeña y tres en la más grande.

Colgante Frivole, hecho con oro rosa (3.750 euros).

A la hora de escoger los diamantes de los accesorios se suelen seguir dos criterios. El primero de ellos, el color, se mide a partir de la escala de gradación para diamantes. Los usados por Van Cleef & Arpels se ubican en la franja incolora del espectro de color, entre los valores D y F. En cuanto al segundo criterio, se valora la pureza siguiendo otra escala, donde los idóneos para la marca son los que figuran entre IF (internamente impecable) y VVS (ligeramente incluida). Ambos criterios consiguen medirse a partir de dos escalas desarrolladas por el Instituto Gemológico Americano durante la década de los años cincuenta.

Anillo Entre les Doigts de Frivole, creado con oro rosa y con diamantes redondos (6.650 euros).

La identidad visual de Frivole ha sido creada por Alexandre Benjamin Nayet, ilustrador francés cercano a la maison. Los colores y trazos primaverales con los que se presenta la colección hacen justicia a un legado centenario, compuesto por verdaderos iconos históricos.

Van Cleef & Arpels nació en la Place Vendôme de París en 1906, fruto del matrimonio de Alfred Van Cleef y Estelle Arpels. A día de hoy, cuenta con tiendas en algunas de las ciudades más importantes del mundo, como Barcelona o Tokio. Entre las personalidades que han recurrido a la marca para sus looks, se encuentran leyendas del cine, como Ava Gardner, Elizabeth Taylor y Grace Kelly, y celebridades mundiales, entre ellas, Eva Perón, Jackie Kennedy y la princesa Diana de Gales.

Bouquet de margaritas icónico de Van Cleef & Arpels, de diamantes, oro y platino. Fue lanzado por la maison en 1953.