El televisor de Dolce & Gabbana inspirado en el Carretto Siciliano

Tecnología

El televisor de Dolce & Gabbana inspirado en el Carretto Siciliano

El primer televisor de la firma italiana incorpora una pantalla de 65 pulgadas, una barra de sonido Dolby Atmos y resolución 4K HDR Quantum Dot.

Dolce & Gabbana y Sky unen fuerzas en un nuevo proyecto: Sky Glass Carretto Siciliano, un televisor inteligente pintado a mano por un artista de Palermo. Con la experiencia en tecnología del conglomerado mediático británico y el savoir faire de la firma de moda han creado un producto artesano tributo al folclore italiano en general y al siciliano en particular.

La decoración, que toma los colores primarios como elemento fundamental, recuerda al inconfundible Carretto Siciliano. La carreta tenía originalmente un fin simple: transportar personas y mercancías. Con el paso del tiempo, este elemento se ha convertido en un auténtico símbolo de la isla y una alusión directa a los valores fundamentales de su población. El Carretto Siciliano, estrechamente vinculado con la actividad de la venta ambulante, encarna los valores de la humildad, el trabajo y la paciencia.

En la imagen superior, el mosaico luce en todo su esplendor en la parte trasera de la primera televisión de Dolce & Gabbana. Sobre estas líneas, marco inferior de la pantalla junto con el mando a distancia cuya parte trasera también está decorada.

Su decoración capta la atención de visitantes y locales, tanto que ha sido representada en muchas ocasiones en pinturas y grabados desde hace cientos de años. Basada en la combinación de elementos geométricos y vegetales, juega siempre con la vivacidad de los rojos, amarillos, verdes y azules. El carro sintetiza la esencia de Sicilia, marcada desde hace siglos por la actividad pesquera y mercantil gracias al clima y al paisaje. 

Así, el rojo intenso recuerda al magma del Monte Etna, el intenso azul homenajea al Mar Mediterráneo, el amarillo cálido es un tributo al característico sol isleño… El diseño completo se articula en torno a la decoración típica siciliana, debido a la fascinación de la pareja de diseñadores por la isla. 

La pantalla, de 65 pulgadas, incorpora un panel con resolución 4K HDR Quantum Dot.

Cada motivo que compone el mosaico del diseño alude a la tradición y cultura siciliana en un llamativo homenaje. Esta decoración se integra en las piezas del televisor, desde los marcos que rodean la pantalla hasta la parte trasera. El mando a distancia mantiene la misma estética.

El mando de la televisión se inserta dentro de la estética imperante del Carretto Siciliano, con un frontal en rojo. En la parte trasera, de manera idéntica a la televisión, el diseño luce en su totalidad.

El llamativo Sky Glass Carretto Siciliano cuenta con una pantalla de 65 pulgadas y fusiona los canales en abierto con las aplicaciones de streaming en una única interfaz. El producto incorpora una barra de sonido Dolby Atmos y resolución 4K HDR Quantum Dot.

El televisor modelo Sky Glass, lanzado en septiembre, destaca por ser el primero del mundo con certificado Carbon Neutral. Esto ha sido posible gracias a la colaboración con Climate Impact Partners, en un movimiento estratégico por la búsqueda de la sostenibilidad. La smart tv pintada es una pieza única que anticipa una línea exclusiva de edición limitada de Sky Glass y Dolce & Gabbana, que estará disponible próximamente.

Por un lado, los motivos geométricos dan cuerpo y articulan espacialmente el diseño. Por otro, los elementos vegetales y florales sirven como ornamento.

Si bien Stefano Gabbana es originario de Milán, Domenico Dolce es natural de Polizzi Generosa, en la provincia de Palermo. Ambos han manifestado en numerosas ocasiones el cariño que sienten por esta tierra, su cultura y su forma de vivir. Esta emblemática isla es la más grande del Mediterráneo y goza de reconocimiento internacional por su arte y gastronomía. Ampliamente representada en la cultura audiovisual contemporánea, Sicilia vuelve a colocarse en el foco de atención de la mano del primer televisor Dolce & Gabbana.

Este proyecto responde a un deseo de homenajear las raíces de Domenico Dolce, fundador, junto a su pareja, Stefano Gabbana, de la firma hace ya más de cuatro décadas.