GLP III SE, la nueva bicicleta eléctrica de montaña de Lapierre y Alpine

Tecnología

GLP III SE, la nueva bicicleta eléctrica de montaña de Lapierre y Alpine

Avalada por grandes campeones como Gilloux y Vouilloz, supone un gran logro en ingeniería y diseño.

En el mundo de las bicicletas eléctricas de montaña, Lapierre y Alpine han vuelto a unir fuerzas para presentar su última joya: la GLP III SE, un modelo que lleva la aventura a un nivel superior. No es la primera incursión de ambas compañías en el diseño conjunto de bicis, ya que previamente cautivaron a los entusiastas con la innovadora Aircode DRS. Ahora, con la GLP III SE, prometen una experiencia única en el mundo del ciclismo de montaña eléctrico.

Tecnología y estilo en esta nueva creación

La GLP III SE de Lapierre y Alpine se presenta como un logro excepcional en ingeniería eléctrica y diseño de bicicletas de montaña. Equipada con el potente motor Bosch Performance CX-Race y una batería extraíble de 725 Wh, está lista para enfrentarse a los terrenos más desafiantes con facilidad. La combinación de ruedas Mullet (delantera de 29″ y trasera de 27,5″) con un recorrido de 170 mm y la integración de la pantalla Kiox 300 en el tubo superior ofrece un paquete completo de precisión y tecnología.

En la imagen superior, la nueva bicicleta GLP III SE fruto de la colaboración entre Lapierre y Alpine, después de lanzar la Aircode DRS. Sobre estas líneas, el mismo modelo, cuyo cuadro está pintado con una mezcla de Matte Racing Blue y Deep Black.

La Aircode DRS SE lanzada anteriormente por ambas marcas era una bicicleta de carretera que dejó huella en el mundo ciclista. Con solo 110 unidades comercializadas en todo el mundo, se desarrolló y ensambló en la fábrica de Dijon, Francia, utilizando tres tipos de fibra de carbono para lograr un equilibrio perfecto entre peso, resistencia y rendimiento.

Siguiendo la tradición del modelo Alpine A110 R, la bicicleta incorpora componentes clave fabricados con carbono UD SL, como la horquilla, el tubo diagonal y el tubo del sillín. Este enfoque meticuloso en la selección de materiales y la construcción refleja la dedicación de Lapierre y Alpine para crear bicicletas que no solo sean potentes, sino también duraderas y resistentes. Inspirada en el vibrante código de colores del Alpine A110 R, el cuadro de la GLP III SE es una mezcla de Matte Racing Blue y Deep Black.

La nueva bicicleta incorpora ruedas Mullet (delantera de 29″ y trasera de 27,5″) con un recorrido de 170 mm.

La cinemática rediseñada del cuadro de la GLP III SE, con una redistribución de masas sin precedentes, desafía las reglas de la física y hace posible alcanzar velocidades muy altas con una agilidad aérea. La estabilidad a alta velocidad abre nuevas posibilidades para los amantes del eMTB, desde el eXC hasta el eEnduro, ofreciendo un rendimiento sin compromisos en terrenos montañosos.

La visión de un campeón

La bicicleta eléctrica de montaña GLP III SE cuenta con el sello de garantía de los campeones. Por ejemplo, Jérôme Gilloux, campeón de eXC, y el legendario piloto de descenso Nicolas Vouilloz, 10 veces campeón del mundo. Vouilloz destaca las mejoras en la integración de componentes y detalles, desde la pantalla hasta la eficiente distribución del calor del motor mediante una placa de acero inoxidable.

El motor incorporado en el cuadro central es Bosch Performance CX-Race. La bicicleta cuenta, además, con una batería extraíble de 725 Wh.

Según Vouilloz, la GLP III SE encarna la esencia misma de la tecnología Lapierre, ofreciendo una experiencia única en el mundo del ciclismo eléctrico de montaña. El modelo está disponible ya por un precio de 11.500 euros.