Infinite Machine P: la moto eléctrica que quiere conquistar la ciudad

Motos

Infinite Machine P: la moto eléctrica que quiere conquistar la ciudad

Conozca la nueva scooter urbana inspirada en el aclamado diseño de Tesla Cybertruck.

Infinite Machine P1 es un scooter eléctrico con un diseño de aspecto futurista que recuerda a la camioneta de Tesla: Cybertruck, basada en paneles de aluminio. Un modelo que quiere posicionarse como una solución de movilidad para la ciudad. La marca se estrena en el mercado con un reto: fabricar los no-automóviles más atractivos del mundo.

En la imagen superior, la scooter Infinite Machine P1: la primera creación de la marca neoyorquina. Sobre estas líneas, vista lateral donde se aprecian sus líneas futuristas que recuerdan a la camioneta Cybertruck de Tesla.

Si bien la huella de Tesla se puede ver en el diseño externo, el producto no tiene nada que envidiarle a las grandes compañías del motor. Con un par de baterías extraíbles de capacidad conjunta de 4,32 kWh, permite al usuario circular durante 96 kilómetros por área urbana. Su motor de 6 kW es, a la vez, silencioso y potente. Ofrece picos de hasta 12 kW y permite alcanzar velocidades de hasta 88 kilómetros por hora. Además, el botón Turbo Boost se incorpora con el objetivo de poder acelerar a máxima velocidad.

Con una combinación de metal y acero, esta motocicleta eléctrica consigue un aspecto casi robótico.

Se hace evidente la atención que Infinite Machine presta a la apariencia y los detalles. Compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto, se conecta al smartphone para mostrar los contenidos del mismo, como la navegación asistida, la música, las llamadas… Sin embargo, con el objetivo de asegurar una conducción segura, la marca incorpora unos sensores de movimiento que bloquean el motor al detectar la manipulación de la pantalla integrada. Además, incluye una aplicación específica para la gestión del vehículo, desbloqueo remoto, prevención de robos y seguimiento de la ubicación.

La moto incorpora una pantalla para mostrar rutas, el reproductor de música, atender llamadas, aunque esta se bloquea cuando está en marcha por seguridad.

El faro delantero, en forma de franjas verticales, se combina con el diseño del asiento. En la misma línea de minimalismo futurista, la scooter presenta un asiento plano rectangular. Debajo, esconde un hueco destinado al almacenamiento de los objetos personales. Infinite Machine P1 ofrece al usuario la posibilidad de ampliar este pequeño maletero por medio de la instalación de dos módulos laterales.

La motocicleta eléctrica Infinite Machine P1 cuesta 10.000 dólares. Y nada más lanzarse ha triunfado: en una semana se ha vendido el primer lote al completo.

El faro delantero veteado con líneas verticales blancas es uno de los aspectos más llamativos del frontal del monochasis.
Infinite Machine P1 quiere hacerse un hueco en el mundo del motor internacional.