Antiaging Capilar: prevenir la alopecia con un test genético 

Belleza

Antiaging Capilar: prevenir la alopecia con un test genético 

La Clínica Martin del Yerro | Moisés Anselem propone un nuevo paradigma para evitar la caída del cabello. La tricóloga Ana Beltrán nos da consejos para cuidarlo.

Aunque cada vez existen más soluciones para combatir la pérdida de pelo, mucho mejor si en vez de reaccionar cuando la alopecia ya se ha manifestado, actuamos para prevenir la calvicie. Eso es lo que propone la Clínica Martin del Yerro | Moisés Anselem con el tratamiento personalizado llamado Antiaging Capilar. Este permite prevenir los riesgos a futuro y establecer los tratamientos que solo a esa persona en concreto le funcionan.  

¿En qué consiste exactamente Antiaging Capilar? Para empezar, la persona realiza un test genético que analiza 48 variaciones genéticas relacionadas con el pelo. Una vez conocidos los resultados, el tricólogo pauta un tratamiento personalizado. “Gracias a esta prueba no solo se determinan las causas del deterioro capilar, sino los medicamentos y las dosis certeras para cada paciente, acabando con los tratamientos prueba-error tan disuasorios hasta ahora”, explica Ana Beltrán, responsable de la Unidad Capilar de la Clínica Martin del Yerro | Moisés Anselem

Con esta dinámica diferente, el tratamiento Antiaging Capilar quiere ir más alla con el fin de crear un nuevo paradigma: “Cuidar el cuero cabelludo tal y como se hace con la piel, mediante la visita al tricólogo de cabecera y los chequeos regulares, igual que se hace con el dentista, el oftalmólogo o el médico estético a partir de cierta edad. Así, de la misma manera que las arrugas avisan sobre los cambios que se operan en el seno de la piel, podremos ver los indicios que delatan la progresiva miniaturización de la fibra capilar y que requieren una intervención precoz, antes que el cuero cabelludo empiece a clarear”, señala Beltrán. 

En la imagen superior, un joven tocándose el pelo. Sobre estas líneas, otro hombre se mira en un espejo las entradas o pérdida de cabello en la zona de las sienes.

La experta precisa que este tratamiento está indicado para todas las alopecias, que se pueden ralentizar, controlar e incluso revertir, si se cogen a tiempo, cuando los primeros cambios se manifiestan (falta de vitalidad, brillo, vigor, fortaleza, miniaturización). Y lamenta que “en los últimos años hemos observado cómo se llega al implante demasiado tarde, cuando ya no se puede hacer nada. Por eso es tan importante establecer las causas, desde una posible dermatitis hasta problemas inflamatorios, caídas de pelo estacionales, enfermedades, anemias, carencias…, que se pueden solucionar si se diagnostican a tiempo y se tratan correctamente”. 

Consejos para evitar la caída de pelo y cuidarlo 

La responsable de la unidad capilar da estas recomendaciones para cuidarnos y combatir la alopecia:  

  • Acudir al especialista según se aprecia más pérdida capilar de lo habitual o se manifiestan los primeros signos de deterioro (falta de brillo, fuerza, densidad, vitalidad). 
  • Realizar un correcto diagnóstico que incluya analítica sanguínea, exploración del cuero cabelludo y observación al tricoscopio, que determina el calibre del pelo y el tipo de unidades foliculares (individuales, múltiples), la calidad del cuero cabelludo y la etapa evolutiva del tallo. 
  • Valorar necesidad de biopsia, que determina con exactitud el tipo de alopecia, a menudo androgenética, pero también de otros tipos menos obvios, que se deben diagnosticar correctamente para tratarlos con éxito. 
  • Recurrir a tratamientos de aplicación tópica formulados con antiandrógenos, como el Minoxidil, ya que siguen vigentes en las etapas iniciales de la pérdida capilar. 
  • Suplementar con complementos alimenticios de acción específica sobre el folículo y el tallo capilar como las píldoras de Kobho Labs, con activos biodisponibles y micronutrientes como biotina, queratina, vitamina A o vitamina D. 
  • Aplicar tratamientos periódicos en consulta para las fases más avanzadas de alopecia. Será el especialista quien decida el procedimiento médico o la combinación más adecuada del arsenal terapéutico actual para tratarla.
Zona de espera de la clínica Martín del Yerro | Amselem.

La doctora Beltrán confía en el test genético para escoger la terapia más efectiva en cada caso, entre mesoterapia, plasma rico en plaquetas, exosomas capilares y, en última instancia, cirugía capilar (técnica FUE).

La técnica FUE consiste en la extracción de unidades foliculares, una a una, mediante un micromotor, para luego ser implementadas igualmente de una a una, en la zona receptora. “Tiene un postoperatorio mucho más llevadero, que nos permite cirugías más extensas. Y también se puede realizar prácticamente en el 100% de todos los casos. Sin embargo, con la técnica FUSS, se pasa por un postoperatorio más delicado y doloroso. Además, no se puede hacer en todos los casos”, puntualiza Beltrán.  

Según la especialista, la mayoría de los pacientes varones acuden como consecuencia de una alopecia androgénica, pero también recurren a la clínica mujeres por problemas relacionados con la edad o la menopausia que quieren mejorar la calidad de su pelo. En este centro, lo que está teniendo mayor resultado tanto en la detención de la caída, como en la apariencia del folículo piloso, es “la combinación de plasma rico en plaquetas o mesoterapia capilar con tratamientos orales, como los suplementos science based formulados por Kobho Labs y fabricados en España, cuya biodisponibilidad y la máxima calidad de sus activos aseguran su efecto a nivel del folículo y del tallo capilar”.