Amalgam Collection y el arte de la réplica de coches a escala

Coches

Amalgam Collection y el arte de la réplica de coches a escala

La empresa produce a mano, con gran precisión y detalle, vehículos basados en modelos históricos de la ingeniería de todo el mundo.

Amalgam Collection es una firma fundada en 1985 especializada en vehículos lujosos e icónicos del mundo a escala, obras maestras de arte del modelismo. Todas sus creaciones son producto de un examen profundo y exhaustivo por parte de los equipos de diseño e ingeniería del fabricante.

Al principio, la compañía se centró en la creación de modelos arquitectónicos para los principales arquitectos británicos y alemanes de la época, en especial Foster & Partners. Desde 1995, Amalgam ha estado dedicada íntegramente a la creación de automóviles de alta calidad, después de que su fundador, Sandy Copeman, estableciera relaciones con los equipos Jordan Grand Prix y Williams Formula 1. Asociada con Ferrari desde 1998, ha cultivado estrechas relaciones con los principales fabricantes y equipos del mundo de la fabricación de automóviles, deportes de motor y diseño.

En Amalgam Collection se crean modelos en una variedad de escalas. Para quienes que no estén familiarizados con el funcionamiento del sistema, estas representan la relación entre el tamaño de un modelo y su contraparte a tamaño real. Cuanto mayor sea el número a la derecha de los dos puntos, más pequeño será el modelo de automóvil. A continuación, algunas de sus creaciones recientes o más caras.

Bugatti Type 59 – GP de Bélgica 1935, con figura de Jean-Pierre Wimille

Edición especial que consta no solo de una réplica del Bugatti Type 59 sino también del conductor Jean-Pierre Wimille, quien lo pilotó en el Gran Premio de Bélgica el 14 de julio de 1935 en Spa-Francorchamps. Es un modelo a escala 1:8. La figura ha sido impresa en 3D y pintada a mano por artistas en Venecia y representa su físico y carácter en el momento de la carrera. Se comercializa en una edición limitada de cinco unidades por 25.530 euros.

En la imagen superior, réplica del Bugatti Type 59 y el conductor Jean-Pierre Wimille quien lo pilotó en el Gran Premio de Bélgica el 14 de julio de 1935. Sobre estas líneas, coche Oracle Red Bull Racing RB18 de Max Verstappen (con él ganó el Gran Premio de Holanda 2022).

Oracle Red Bull Racing RB18 de Max Verstappen 

El Oracle Red Bull Racing RB18 fue el coche con el que Max Verstappen ganó el Gran Premio de Holanda 2022. A escala 1:4 y con más de un metro de largo, fue meticulosamente construido a mano por un pequeño equipo de artesanos. Requirió más de 4.500 horas de desarrollo y más de 450 horas de construcción para cada unidad, utilizando materiales de la más alta calidad. Con miles de piezas diseñadas con precisión, incluyendo partes fundidas, fotograbados y componentes metálicos mecanizados por CNC, estos modelos destacaron por su autenticidad y detalle. Además, fueron construidos con los diseños CAD originales y los códigos de pintura proporcionados por Oracle Red Bull Racing, asegurando una reproducción fiel del vehículo. Cuesta 37.485 euros.

B-17F Flying Fortress Memphis Belle

Avión B-17F Flying Fortress Memphis Belle, que se produce en una edición limitada de 10 unidades.

Un importante modelo es una réplica a escala del avión que arrojó más bombas que cualquier otro durante la Segunda Guerra Mundial, todo un símbolo estadounidense durante el conflicto. Es el B-17F Flying Fortress Memphis Belle a escala 1:32, de gran importancia en el bombardeo estratégico de la USAAF. Diseñado para llevar a cabo ataques precisos a objetivos estratégicos diurnos, se presenta en una edición limitada de solo 10 réplicas a escala 1:32. Esta exclusiva colección captura la historia de este icónico vehículo, que desempeñó un papel crucial. Las torretas y cañones flexibles proporcionaban una cobertura completa en todas las áreas alrededor de la aeronave, ofreciendo una protección fundamental contra los cazas enemigos que intentaban atacar. Vale 67.645 euros.

El 1940 MK 1A Spitfire, una pieza única

Otra de las joyas de Amalgam Collection es el Supermarine Spitfire, el caza británico más célebre de la Segunda Guerra Mundial. Fue desarrollado en respuesta a una especificación del Ministerio del Aire de 1934 que pedía un caza de alto rendimiento con un armamento de ocho ametralladoras de 0,303 pulgadas (7,7 mm) montadas en las alas. El avión era un descendiente directo de una serie de hidroaviones de carreras diseñados por Mitchell para competir por el codiciado Trofeo Schneider en la década de 1920.

Réplica de Amalgam Collection del B-17F Flying Fortress Memphis Belle, caza británico más célebre de la Segunda Guerra Mundial.

Los Spitfire Mk 1 no fueron exclusivos del servicio británico, sino que también se suministraron a Portugal, Turquía y Francia. En total, Supermarine construyó 1.533 Spitfires Mk 1, con 50 adicionales producidos por Westland Aircraft.

Esta pieza está limitada a 50 ediciones y se realiza bajo pedido. Es una fiel reproducción en escala 1:16 del avión Mk 1a pilotado por Geoffrey Wellum del 92 Escuadrón en septiembre de 1940. Supone el modelo más fiel al Spitfire: cada elemento ha sido reproducido con precisión, desde los miles de remaches hasta cada pequeño detalle de la cabina y la parte superior del motor Rolls Royce Merlin. Su precio: 45.630 euros.

Mercedes-Benz SSKL (1931) 1º Mille Miglia

La carrera Mille Miglia era tradicionalmente ganada por pilotos italianos. Sin embargo, Rudolf Caracciola rompió esa racha con la participación privada del 1931 Mercedes-Benz SSKL. Esta maqueta a escala 1:8 ha sido elaborada a mano y desarrollada con la cooperación y asistencia de Mercedes-Benz en lo que a acabados, materiales, documentación gráfica y diseños originales se refiere. Un escaneo digital sumamente preciso ha permitido recrear al detalle el coche original a escala. Se vende por 20.855 euros.

Reproducción a escala del Mercedes-Benz SSKL Stuttgart con el que el legendario Rudolf Caracciola se convirtió en el primer piloto no italiano en ganar la Mille Miglia.